28 de abril , Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

USO denuncia que las enfermedades profesionales continúan infradeclaradas.

28 abril #SinEvaluación #NoHayPRL

«Sin evaluación no hay prevención» es el lema elegido desde la Secretaría de Acción Sindical y Salud Laboral de USO para tratar de que, «al menos una vez al año, se le preste atención a uno de los temas laborales más desatendidos, como es la salud en el trabajo, y que se cobra la vida de dos personas al día. El primer paro para una correcta prevención es hacer una buena prevención, adaptada a cada empresa y puesto, y no un corta y pega de prevenciones tipo», explica Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

Este año, además, la elección del día de las elecciones generales «acabará por ensombrecer este día que tendría que ser tan reivindicativo como el propio 1º de Mayo», continúa García. En el informe anual elaborado por USO, «además de los accidentes, recogemos también la incidencia de las enfermedades profesionales. Vemos que, poco a poco, va creciendo la declaración de enfermedades profesionales, sobre todo las que tienen que ver con agentes físicos, que hacen más fácil determinar su relación directa con causas laborales. Sin embargo, vemos cómo aún no se contemplan las enfermedades relacionadas con los efectos psicosociales del trabajo, donde resulta más difícil
demostrar el origen laboral, aunque todos sabemos que afecciones como el estrés proceden más del mundo del trabajo que de la vida personal», detalla.

Igualmente, «resulta escandaloso que, con la cantidad de sustancias ya oficialmente identificadas como agentes carcinogénicos, solo se hayan reconocido 28 enfermedades cancerígenas el año pasado. Es urgente que se trasponga ya la directiva europea sobre carcinogénicos y mutágenos para poder controlar los efectos de estas sustancias en los trabajadores», exige Sara García.

En cuanto a la prevención, la secretaria de Acción Sindical y Salud de USO también sitúa el problema «en la poca formación que reciben los trabajadores sobre los peligros de su puesto. Esta formación es especialmente escasa en las empresas pequeñas y medianas, con poca sindicalización, pero que suponen el grueso del tejido empresarial español».

SINIESTRALIDAD CRECIENTE, ESPECIALMENTE _IN ITINERE_

La siniestralidad laboral con baja ha crecido un 3,2% de 2018 a 2017, un alza que lleva siendo constante desde 2013 y que en esta ocasión se ha notado, sobre todo, en el aumento de accidentes mortales, tanto en jornada como _in itinere_: «en el caso de los mortales en jornada, han crecido un 4,5%, más aún que los accidentes graves y leves», avanza Sara García.

Y, en cuanto a los accidentes _in itinere_, tras una reducción importante de 2011 a 2012, cuando el empleo sufrió un drástico recorte, comenzó un período de estancamiento «con el mismo número de accidentes mortales durante tres años. Sin embargo, en 2018, 23 personas más se dejaron la vida en la carretera yendo o volviendo de sus trabajos, lo cual resulta intolerable. Muchos de estos accidentes se deben al estrés de los horarios irracionales que obligan a ir y volver demasiado deprisa para cumplir. Se ve especialmente en que los accidentes leves, los pequeños golpes en ciudad, por ejemplo, los sufren especialmente las mujeres, que son las encargadas mayoritariamente de dejar y recoger a los niños en el colegio de la que van o vuelven del trabajo, con la correspondiente sobrecarga de responsabilidades», concluye la secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

 Resultado de imagen de 28 abril

Historia del 28 de abril

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo que se celebra anualmente el 28 de abril promueve la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales en todo el mundo. Es una campaña de sensibilización destinada a centrar la atención internacional sobre la magnitud del problema y sobre cómo la creación y la promoción de una cultura de la seguridad y la salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.

La OIT celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo el 28 de abril con el fin de promover la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en todo el mundo. Se trata de una campaña de sensibilización cuyo objetivo es centrar la atención a nivel internacional sobre las nuevas tendencias en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo y sobre la magnitud de las lesiones, enfermedades y muertes relacionadas con el trabajo.

Con la celebración del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo la OIT promueve la creación de una cultura de prevención en materia de seguridad y salud para los mandantes de la OIT y todas las partes implicadas en este campo. En muchas partes del mundo, las autoridades nacionales, los sindicatos, las organizaciones de trabajadores y los profesionales del sector de seguridad y salud organizan actividades para celebrar esta fecha. Le invitamos a que se una a nosotros en la celebración de este día tan importante y que comparta con nosotros las actividades que usted organice.

El 28 de abril es también el Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, que el movimiento sindical celebra en todo el mundo desde 1996. Su propósito es honrar la memoria de las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales organizando en esta fecha movilizaciones y campañas de sensibilización en todo el mundo.

En 2003, la OIT se involucró en la campaña del 28 de abril a petición del movimiento sindical. Al tiempo que honramos a los trabajadores fallecidos y heridos, valoramos y celebramos que estas lesiones y muertes pueden prevenirse y reducirse, haciendo que este día sea un acontecimiento tanto de conmemoración como de celebración. Desde 2003, la OIT celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo el 28 de abril apoyándose en sus valores tradicionales: el tripartismo y el diálogo social.

El 28 de abril se considera un día para aumentar la conciencia internacional sobre la seguridad y la salud tanto entre los sindicatos, como entre las organizaciones de empleadores y los representantes de los gobiernos. La OIT reconoce la responsabilidad compartida de las principales partes interesadas y los anima a promover una cultura preventiva de seguridad y salud y a cumplir con sus obligaciones y responsabilidades, con el fin de prevenir las muertes, lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo y permitir a los trabajadores regresar con seguridad a sus hogares al final de cada día de trabajo.

USO NESTLÉ LA PENILLA 25/04/2019

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.