Entrevista en EL MUNDO a Joaquin Perez, candidato a Secretario General de USO

 

Este maestro de Educación Física, único candidato a la Secretaría General del tercer sindicato de España en representación sindical, llegó a USO por casualidad y se ha quedado porque «engancha».

Pregunta.- ¿Qué le enganchó exactamente de USO?
Respuesta.- Lo que tiene USO de atractivo es la marca. Tiene una marca diferenciada.

P.- ¿Y qué lo hace diferente de otras organizaciones sindicales?
R.- Pues fundamentalmente la independencia y el pluralismo. Todo el mundo se siente a gusto. Nadie me ha preguntado nunca qué voto. Un dirigente de una organización sindical tiene que dejarse la ideología en casa. Además, otra de las señas de identidad de USO es vivir de nuestras cuotas sindicales. Y esto te da independencia y libertad total.

P.- ¿Qué retos se ha marcado en esta nueva etapa?
R.- Llegar a una gran masa de la población que no confía ni está en las organizaciones sindicales. Eso denota algo: que no nos perciben como útiles. En el momento que más precariedad laboral hay, en el momento en que la gente puede tener más miedo en su futuro próximo, es cuando más desafiliación hay a los sindicatos, sobre todo en los dos mayoritarios: UGT y CCOO.

P.- Los trabajadores los han castigado como a los partidos políticos por los escándalos de corrupción. ¿En USO han perdido afiliados?
R.- Al principio de la crisis notamos que algunos de nuestros afiliados pasaban de cuota de activo a pasivo al haberse quedado en paro. Pero hemos crecido en afiliación y representatividad. Tenemos 115.680 afiliados y somos el tercer sindicato en representación estatal con 10.670 delegados. Algo bueno nos perciben.

P.- ¿En qué han fallado las organizaciones sindicales?
R.- Los sindicatos tenemos que salir de la institucionalitis en la que están embarcados CCOO y UGT y volver al sitio que nos corresponde, que es al lado de los trabajadores. No estar ahí nos ha hecho mucho daño.

P.- ¿No considera útil el modelo actual de diálogo social tal?
R.- No, es un fracaso como demuestra que UGT, CCOO, CEOE y Cepyme han sido incapaces de firmar un acuerdo para el empleo y la negociación, y que los tres anteriores hayan sido un esperpento.

P.- ¿En qué han fallado?
R.- Pues en volver a los mismos vicios de siempre. Al final, parece que el problema del sindicalismo en España es que los fondos de formación para el empleo no pasan por las cuentas corrientes de las patronales y sindicatos. Es de chiste. Vamos a hablar de lo verdaderamente importante: de los sistemas de formación para el empleo, de si sirve o no para llegar a un puesto de trabajo.

P.- ¿Considera que el actual modelo de diálogo social es excluyente?
R.- Desde luego. Estamos en un bisindicalismo muy blindado que se garantiza que ninguna otra fuerza sindical pueda entrar ahí con una legislación excluyente. El sindicalismo ya no puede ser una cosa de dos. La sociedad es plural y el sindicalismo tiene que serlo. Luego habrá unidad de acción en temas concretos, pero tiene que haber pluralidad.

P.- ¿Hay que cambiar la legislación?
R.- Por supuesto. Hay una Ley Orgánica de Libertad Sindical que se ha quedado completamente obsoleta que tendría su sentido durante la Transición, pero hay que cambiar la legislación en materia de elecciones sindicales de manera radical. España es mucho más plural que CCOO y UGT. Es una evidencia que los dos se han dejado querer y han perdido la calle.

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.